Contacta con nosotros 695117236

 Mi cuenta

La brújula y el astrolabio como elementos de navegación

       

En el siglo XV, los elementos de navegación más utilizados eran el astrolabio y la brújula. Estos se utilizaban para saber la velocidad, rumbo y posición que tenían los barcos. De esta manera, se evitaba la pérdida de vista de la costa y con ello el abandono de los navíos a la merced del viento adentrándose así mar adentro sin remedio. En este post, conoceremos datos interesantes acerca de estos elementos de navegación.

La brújula y el astrolabio como elementos de navegación

Antes de comenzar una ruta marítima, los marineros debían planificar con la mayor exactitud posible las travesías que querían realizar. Aunque la cartografía les servía de gran ayuda para la planificación, era necesario tener elementos que les pudieran ayudar cuando ya se encontraban en alta mar. Es por ello, que en el siglo XV comenzaron a desarollarse mecanismos de ayuda para la navegación. El objeto de este post es hablar acerca de la brújula y el astrolabio como elementos de navegación.

El astrolabio se utilizaba como un instrumento para medir la altura a la que se encontraban los astros. Los árabes lo introdujeron en Europa en el siglo X, aunque los navegantes españoles y portugueses comenzaron a usarlo a finales del siglo XV. Su uso era sencillo. Con el astrolabio se podía determinar la latitud a la que se encontraba un navío calculando la medida del Sol sobre el horizonte.

elemento de navegación: astrolabio

El modo de usarlo es muy sencilla. Se debe enfocar el Sol a través del sorbete del objeto. A continuación, el navegante lee el número que señala la cuerda en la escala que lleva el astrolabio. Dicho número indica la altura angular a la que se encuentra el Sol. También se pueden realizar mediciones apuntando a las estrellas que se encuentran en la bóveda celeste. Con este dato, se puede calcular la altura geográfica de una posición.

Todo buen capitán de barco debía ser un experto en el uso del astrolabio.

 

La brújula, también llamada aguja magnética, fue un invento de los chinos realizado en el siglo IX. Se trata de otro elemento de navegación muy utilizado a partir del siglo XI en Europa. Aunque se descubrió que podía tener algunas imprecisiones debidas a una declinación magnética causada por el imán y esto podía desviarla hacia el norte geográfico.

elemento de navegación - brújula

El funcionamiento de una brújula naútica es muy sencillo, pues permite saber la dirección que se debe tomar para navegar en una dirección en concreto: norte, sur, este, oeste, sureste,... Está formada por un imán que tiene forma de aguja. Éste gira sobre un eje y siempre marca la dirección norte, para indicar la posición del polo norte geográfico.

La brújula cuenta con un elemento denominado Rosa de los Vientos, para representar los puntos cardinales. Además, está dividida en los grados que tiene una circunferencia, 360; para determinar de manera más específica la posición hacia la que queremos navegar. 

brújula con la rosa de los vientos integrada

De ahí que la función principal de la brújula naútica sea medir el ángulo respecto al norte magnético y, en referencia a él, seguir una dirección específica. Esto marca las líneas de rumbo, que no son más que líneas imaginarias que atraviesan la brújula por la zona intermedia.

El uso correcto de la brújula es importante para evitar errores de orientación.


En la tienda de Naútica Merino puedes encontrar muchos tipos de brújulas y astrolabios. Además de otros detalles que te pueden servir como regalo para los apasionados de la navegación.

Laura Sánchez Vidal

Publicado el 2/2/2019

       

RSS 2.0 (Decoración Marinera)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

NUESTROS PRODUCTOS

Últimas entradas

Archivo

¡Lo más vendido!